LA MENTE COMO MEDICINA

Cursos y talleres

Escrito por: Dr. Jorge Chávez. Abril 2017

“El cuerpo nunca está sano o enfermo, ya que sólo manifiesta la información que recibe de la mente. Por lo tanto, es la mente y no el cuerpo la que necesita ser curada”. (Un curso de Milagros)

En el libro “La enfermedad como camino” de los autores alemanes Dethlefsen y Dahlke, se afirma: “Las funciones corporales no pueden explicarse por la materia en sí, sino que dependen de una información concreta cuyo punto de partida es la mente. Si esa información mantiene una armonía y un equilibrio entre los polos de la dualidad que ha creado la mente, se manifiesta un estado de bienestar al que se llama “salud”. Si, por el contrario, el mensaje que parte de la mente es conflictivo, separado, polarizado, entonces la armonía se pierde y lo que resulta es un estado de malestar llamado “enfermedad”. Ambos estados mentales se manifiestan en el cuerpo”.

Por ello, Un Curso de Milagros enseña: “En el mismo lugar en donde se origina la enfermedad, ahí mismo nace la salud. Ese lugar es la mente de cada individuo”.

La mente como Medicina

Es necesario estar atentos (conscientes) a las manifestaciones concretas de la enfermedad, eso que se conoce como “síntomas”, porque ellos nos llevan de la mano para descubrir los mensajes cifrados que nuestra mente inconsciente nos está manifestando acerca de las causas del desajuste.

El Dr. Edward Bach, creador del sistema terapéutico que se conoce como “Flores de Bach”, dice que las verdaderas causas de la enfermedad son el miedo, el odio, la envidia, el resentimiento, la baja autoestima, la preocupación excesiva, la duda… Es decir, todo pensamiento, emoción o acto que nos desvíe de la unidad de la vida.

La Medicina Ayurvédica basa su tratamiento en redireccionar a la mente, a través de la meditación y la alimentación consciente, para que recobre el equilibrio perdido a causa de los hábitos mentales inadecuados que originan, a su vez, malos hábitos de alimentación, de ejercicio, de cuidado personal y de relación con la vida en general y que se traducen en malestar crónico y enfermedad física.

Deepak Chopra nos enseña “cómo crear salud” a través de entender cómo se origina la enfermedad. Una mente alterada por el estrés y otros malos hábitos mentales envía una información de alarma al cerebro, en donde se generan neurotransmisores que van a estimular las glándulas internas a producir hormonas que, a su vez, alteran los órganos del cuerpo, dando origen a enfermedades agudas o crónicas.

En el curso “Mente como Medicina” analizaremos a detalle todos estos conceptos y se ofrecerán alternativas de curación. Estás invitado a descubrir los orígenes de tu sufrimiento y sanarlo.

 

imaginationwork out

 

Te invitamos a que conozcas más del poder de tu mente en la creación de tu salud, en le curso “La Mente como Medicina” que se llevará a cabo en 6 sesiones sabatinas a partir del 13 de mayo en un horario matutino de 10 a 12 horas. Si quieres saber o reservar tu lugar para este curso más llámanos a 815’64’81

Jornada de Meditación del Grupo de Estudios Budistas Karuna

Uncategorized

En nuestra jornada de meditación recordamos que el verdadero propósito de la práctica meditativa es alcanzar la Iluminación: un logro que nos permite colmar nuestros anhelos y los de los demás.

image

Tener una vida significativa implica ser conscientes de quiénes somos, qué queremos y hacia dónde vamos. Así podemos responder quiénes son los demás y esforzarnos por un bienestar común viendo la verdadera realidad de las cosas desde una calma mental (Samatha) que favorezca la introspección sin juicio (Vipassana).

image

Alan Watts afirmó que “para ser iluminado debemos vivir en lo eterno. Ahora, ese punto del tiempo infinitamente pequeño y por lo tanto infinitamente grande se llama el momento presente. El universo existe sólo en ese momento, y se dice que el hombre sabio se mueve con él, sin aferrarse al pasado ni al futuro, haciendo de su mente un espejo que refleja todo lo que se le presenta al instante, sin hacer ningún esfuerzo para retener el reflejo cuando se quita el objeto.”

Con la mente sosegada, como ese elefante blanco que vimos en el shiné, podemos avanzar en nuestra vida caminando despiertos. Al practicar el Kinhin, cada paso tiene un sentido: recordar en dónde estamos. En palabras del Buda es recordar “todo lugar es aquí y todo tiempo es ahora”, por lo tanto cualquier aferramiento al pasado o al futuro es simplemente una expresión de una mente afligida por alguno de los tres venenos: apego, odio/aversión e ignorancia.

image

Despertar al ahora es reconocer lo ilusorio como ilusorio y lo real como real. Así, podemos vivir en un sueño lúcido, velando por nuestro bienestar y el de todos los seres sintientes, listos para despertar del sueño y experimentar el Sunya, la no dualidad del Ser.
Por ello es importante recordar, como afirma Ken Wilber, “no creas cuando alguien te diga que el meditar no ayuda o no tiene ningún impacto.

En realidad, cuando meditas estás cambiando el tejido fundamental del Kosmos.” Y si ese tejido nuevo nos brinda un nuevo diseño en el desdoblamiento del Espíritu, hay que reconocer nuestra aportación con cada sesión que meditemos bajo los tres pilares básicos: Prajna, Sila y Dhyana. Cada pensamiento, emoción, sensación, palabra y acción puede ser observada desde la Conciencia Testigo, desde el Rostro Original, desde la vacuidad del Ser que se expresa en un tiempo y espacio.

image

Que con la fuerza de nuestra práctica podamos beneficiar a todos los seres sintientes a alcanzar la Suprema y Perfecta Iluminación.
Con gratitud y con el compromiso de continuar practicando juntos, les invito a mantener su actitud meditativa y continuar des-cubriendo su verdadero Ser.
– Alex Karuna

Publicado desde WordPress para Android

Atención mental vs “Infobesidad”

Meditación, Servicios

Por Jorge Chávez

La atención es esencial para la comprensión, la memoria y el aprendizaje. Además, es un elemento clave en todos los aspectos de la inteligencia emocional, desde la autoconciencia a la empatía.     “La excelencia es directamente proporcional a la capacidad de atención”, afirma Daniel Goleman.

Las emociones, señala Goleman, tienen una especial capacidad para secuestrar la atención y dirigirla hacia donde ellas quieren. Sin embargo, una buena capacidad de atención nos permite manejar adecuadamente las emociones.

Hay tres ámbitos en los que se puede dirigir la atención:

1. El “foco interno”: hacia nuestras intuiciones y sensaciones más profundas.

2. El “foco de los demás”: nos permite ejercitar la empatía y desarrollar buenas relaciones.

3. El “foco externo”: nos hace prestar atención al mundo que nos rodea en forma global. Esto ayuda, por ejemplo, a desarrollar la conciencia ecológica.

“Aquello a lo que prestamos atención configura nuestra realidad”. 

La práctica de la meditación es la mejor manera de entrenar nuestra atención. Un recurso conocido por los meditadores es prestar plena atención a la propia respiración. Tarde o temprano, la atención se distrae, nos damos cuenta de ello y volvemos a recuperar la atención inicial. Este sencillo ejercicio va fortaleciendo la atención.

Hoy la atención se ve asediada por los artilugios tecnológicos. Recordar que la información y la atención son antagónicos: cuanto mayor es el número de estímulos informativos, menor es la atención que podemos prestar a cada uno. Por este motivo, el auge de la comunicación tecnológica aumenta las relaciones insustanciales (virtuales), en detrimento de las relaciones sustanciales (en las que podemos mirarnos a los ojos y abrazarnos).

En Estados Unidos y Alemania, los adolescentes dedican más de 7 horas diarias al uso de los dispositivos digitales (a esto se le llama “infobesidad”). Se ha comprobado que estos jóvenes tienen menos comprensión lectora por la avalancha de mensajes breves y simples de los dispositivos tecnológicos y favorece el llamado “Déficit de atención”

 

LOS TRES TIPOS DE ATENCIÓN:

1. Atención selectiva: nos permite concentrarnos en un objeto, ignorando lo demás. Esta atención plena puede llevarnos al estado de flujo, en el que estamos tan absortos en lo que estamos haciendo que nos olvidamos del tiempo y de lo que nos rodea.

2. Atención abierta: nos permite atender abiertamente la experiencia del “aquí y ahora”, estar plenamente presentes con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea, sin ser tan selectiva como la anterior pero sin divagar.

3. Atención errante: es la atención libre y flotante que salta de un lugar a otro. Es inadecuada en la mayoría de las profesiones, pero es esencial para la creatividad. Para conectar elementos aparentemente dispares de manera sorprendente e ingeniosa necesitamos este tipo de atención.

Los tres tipos de atención son necesarios para el ser humano y conviene cultivarlos.

 

En el Instituto Karuna tenemos herramientas para mejorara esta atención mental:

Para los adultos tenemos: Programa de meditación MEMHO y Minfulness

Para los niños y adolescentes tenemos: Yoga y Meditación para niños y para adolescentes

Además de sesiones personalizadas, a Escuelas y Universidades; y a Directivos o Gerentes de Empresas